jueves, 29 de enero de 2009

Cine y violencia, Cine y no violencia activa

Después de tanto tiempo vuelvo a mi pequeño rincón del ciberespacio, para volver a escribir sobre los bloques de tiempo eternizados. Ellos me han mostrado cosas que no he visto en este mundo, que es de tiempo disperso, desordenado, confuso. Las películas y los relatos en general sirven para ordenar la realidad y así hacerla más entendible. Pero, parafraseando una idea de Román Gubern, es cierto que el hombre ha creado el cine, pero es el cine el que está haciendo al hombre de hoy. Muchos temas que han perseguido al hombre desde tiempos inmemoriales es el de la violencia, fuente evidente de conflicto dramático.

Desde sus inicios el cine ha mostrado a la violencia como algo muy natural, desde Griffith en "El Nacimiento de una Nación"(anti-negros, Ku-Klux-Klan) y Eisenstein (la revolución violenta contra el zarismo y la iglesia) en forma de ideología belicista, pasando por los westerns tan populares hasta hoy en día, en que los indios eran asesinados, mientras que fuera de la ficción eran, de la misma forma, brutalmente exterminados, pero incluyendo las partes denigrantes.

De hecho, es bien sabido que gracias a hollywood el cine cuyo motor es la violencia se a masificado. Es el tipo de cine en el que el héroe es una suerte de elegido que posee el poder moral de erradicar el mal encarnado directamente por "los malos", el enemigo al cual hay que con nobleza matar, encarcelar, escarmentar y castigar. Siempre es la violencia, supuestamente utilizada con astucia y justicia, la que sirve para que el conflicto se desenvuelva para alcanzar el happy end. Si bien no es posible determinar en que medida el cine ha influenciado en la “naturalización de la violencia” es muy probable que la haga consolidarse retroalimentándose dentro de nuestra cultura
Una de las leyes morales del hombre occidental nos dice que existe una violencia buena y otra mala. La violencia buena es aquella que han proclamado innumerables lideres a lo largo de la historia, seguidos por individuos convencidos, para exterminar a los "violentos malos", que a su vez se piensan a si mismos como "violentos buenos". Sin duda que esta situación es analogable al tipo de películas hollywoodenses del tipo violencia blanca vs violencia negra

Pero cada vez nos vamos más a extremos. Tarantino, Cronenberg, violencia explicita y tortuosamente sádica, o la de Gaspar Noé que tiene un tono morboso y casi pornográfico. Pero este es otro tema pues la utilización de la violencia tiene un componente estético a considerar que da para otra entrada, y que personalmente me atrae
Cada film, determinado por la moral del periodo histórico y cultural en que es escrita, toma la violencia desde un enfoque diferente. Unos como medio para entregar un mensaje, o para impulsar una ideología, otros por la violencia en si misma, para provocar, estimular, etc. Como en el cine gore, expresión cúlmine de la violencia explícita, masoquismo visual, la superficialidad de la violencia, la violencia como necesidad. La llamada "naturalización de la violencia" es un hecho, muchos ya han perdido la repulsión a la violencia y no se han dado cuenta.

La forma más evidente de lucha social audiovisual son los documentales, aplastados la mayor parte de ellos por la lógica industrial de consumo, aunque poco a poco han logrado sobrevivir en rentabilidad económica al adicionarles un poco de humor tomando con ironía las estupideces del sistema, al estilo Michael Moore, lo cual incluso ha logrado ser más efectivo. El cine documental, a diferencia de otro tipo de documentalizaciones, tiene la ventaja que es socialmente aceptado que posea un punto de vista determinado. El cine social también a servido a la concientización de estos temas. El cine muchas veces fue un espejo para el pueblo y el proletariado, como ocurrió en el periodo del neorrealismo italiano en el que las injusticias sociales fueron puestas en evidencia por grandes directores. Cine de denuncia, en contra de los maltratos universales y la discriminación, el abuso, cine antibelicista, etc. Sin duda el cine es uno de los principales métodos de lucha no violenta.
Desde mi punto de vista la indiferencia social también es una forma de ejercer la violencia. No ver, y en consecuencia no hacer nada en contra de la violencia social, económica, de discriminaciones o ser testigo pasivo de violencia psicológica. Pronto habrá una gran marcha que atravesará el planeta con el fin de generar conciencia sobre este tema, una marcha por la paz y la no violencia que ya se está construyendo a través de iniciativas personales. En esta marcha no hay caras, no hay líderes. Mundo sin guerras, la organización que impulsó esta marcha, sirve como coordinadores, pero las iniciativas y las acciones las ponen los individuos y las instituciones, todos podemos ser participes. Desde mi punto de vista esta es la oportunidad de que todas las instituciones y personas que intentan hacer de esté un mundo mejor empujen al mismo tiempo, hacia el mismo lado, sin importar las diferencias políticas, ni las ideológicas, todos convergiendo en el mismo punto. A mis poquísimos lectores, los invito a participar o al menos a informarse ya que esta marcha está creciendo a pasos agigantados, y si es posible reflexionar en sus respectivos blogs sobre este tema. Aquí está la página www.marchamundial.org y la de Chile, www.marchamundial.cl

17 comentarios:

timmy dijo...

http://www.verbolog.com/0hacer.htm

Xupibot dijo...

y tu no estabai camino a alemania? :s

cuanto te dejai la barba para ser todo un humanista ermitaño?

Camilo - lo dijo...

jajajaja,influencia xupistica mis polainas

Ashitaka dijo...

Que buen post. Está interesante la perspectiva. Para ver el colmo de la violencia cinematográfica, podrías ver "Salo o los 120 días de Sodoma", aunque puede ser un poco mucho a ratos. De hecho, yo no la he visto entera.

Gracias por pasar por mi blog. Yo voy a seguir el tuyo si es que sigues con los buenos temas que has puesto hasta ahora.

SALUDOS!

Scout dijo...

(me confundí de usuario)

Que buen post. Está interesante la perspectiva. Para ver el colmo de la violencia cinematográfica, podrías ver "Salo o los 120 días de Sodoma", aunque puede ser un poco mucho a ratos. De hecho, yo no la he visto entera.

Gracias por pasar por mi blog. Yo voy a seguir el tuyo si es que sigues con los buenos temas que has puesto hasta ahora.

SALUDOS!

APRR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cecita dijo...

(...)

un beso

Ícaro dijo...

Interesante... hay do partes que me dejaron pensando bastantes. En las películas western se enseña desde siempre que los indios son malos, y los niñitos crecen jugando a matarlos y se les arraiga el racismo como algo natural. Lo otro fué la forma en que pusiste que el cine nos quita la repulsión física hacia la violencia; siempre que se habla del tema se habla de implantar esa repulsión, pero vos hablas de recuperarla, que nuestros instintos más básicos repudian la violencia pero nuestra cultura es la que nos la impone.

Joseto dijo...

timmy: ¿?

Xupibot: Ahora, camino a San Pedro de Atacama. Lo de la barba, aun soy un niño :(

Camilo-lo: Todos tus conejos y humanos son iguales a los de xupi, y conocí primero los de xupi.

Ashitaka/Scout: Vale ;), me sube mi ego gastado. He escuchado de esa peli, pero he visto unas terribles en el freakshow del Pera y el Salfate. Y no soy yo el que decido la "calidad" de mis temas, simplemente ellos salen.

Angelita!: Se que estabas cansada cuando escribiste eso. Siempre tenemos tiempo para hablar jajaja ;)

Cecita: (...)

Ícaro: uhuhuh!, me gustó lo que escribiste más que mi propia entrada. Es cierto que esa idea era mía, pero la afinaste y puliste mejor. Me gusta esa idea de que naturalmente repudiamos la violencia. Aunque luego lo pensé y siento que esa actitud también es parte de una cultura. Es díficil diferenciar "Natura" de "Cultura" en el individuo y las sociedades, pero intuyo que somos más de lo segundo... Lo primero es solo una hoja en blanco que llenar de significados y codigos, formas de comportamiento y morales.

C.S.BARANDICA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Joseto dijo...

La razón y la fuerza no son las únicas herramientas para las acciones, existe por ejemplo la intuición, el amor, el nihilismo azaroso, etc. ("Por la razón o la fuerza? Ninguna! Ellas son ciegas comparados con lo que la diosa intuición, pariente de la magia y el misticismo, puede decirnos!")
Se por experiencia propia estas conversaciones son infinitas, como las del tipo Ateo vs Creyente, ya que son convicciones profundas que cada uno tiene y tienen más relación con la fe que con la razón, (Si San Agustín, Descartes o Santo Tomás de Aquino se ponen a discutir con Nietzsche creeme que su discusión nunca terminaría, pero al menos sería bastante cómico xD, unos comprueban la existencia de Dios, escolásticos o cartesianos, y otros su muerte (aunque creo que a puñetazos terminarían). Y todo eso con esa diosa razón! Engañadora es, poseedora de dobles discursos

Y de que la violencia es inherente al ser y que es conductora de la historia no es una idea nueva, Maquiavelo, Carlitos Marx, Freud que es mi favorito argumentando a favor de la “naturaleza violenta” (aunque no he leído mucho de él en verdad, solo cosas que he leído al azar) , múltiples interpretaciones darwineanas sobre la selección natural reproducidos en instintos de lucha (pilar en el que se basa la educación en Chile) y muchísimos más, han surgido a lo largo de la historia. Lamentablemente tampoco existen pruebas concretas y es difícil que las hayan, son desde mi punto de vista creencias dadas por el pequeño período que llevamos en la tierra que nos hacen creer que el hombre es así y por siempre será así. Y por el otro lado también muchos han argumentado, como Rousseau y muchísimos psicólogos, antrópologos y evidencias empíricas de tribus aisladas que no conocen la violencia ni siquiera en su léxico (ni matar, ni humillar, ni discriminar, etc), o pequeñas microsociedades no competitivas. El hombre puede evolucionar culturalmente, ya hay muchos que lo han hecho, incluso en territorios de guerra hay gente que se niega a utilizar la violencia. Y que son ellos? Anomalías? No lo creo…
Y lo que de verdad pienso es que existe una base natural que especifica rasgos muy básicos que son recubiertos por la cultura, como la relación entre la constitución y las leyes. Creo en que algún día se dará un salto cualitativo hacía una nueva cultura de hombres no violentos, esa es mi utopía y es por lo que me muevo y lucho. La no violencia es un estado espiritual, como la doctrina sufi y el ahimsa de Ghandi (que me encanta también) , eso es muy importante, por eso puede se vencer a la violencia (que podemos concebirla como salvaje y corporal)
Y porsiacaso no es lo mismo la no violencia activa que el pacifismo, ya que una es activa y la otra pasiva. Para resumirlo, Gandhi y Luther King son los exponentes históricos de esta forma de lucha (desobediencia civil por ej.) y cambio social (y también cultural!). A mi me interesa la no violencia activa que conlleva toda una filosofía detrás (Tolstoi también es un referente)

En todo caso me carga hablar acá de estos temas, hay que resumirlos y al final se enmarañan las ideas. Y en una de esas me leo lo de Ortega y Gasset, me interesa mucho el tema por si no lo notaste jajajaa

C.S.BARANDICA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gilthoniel dijo...

hola?
gracias por tu comentario :P me alegra q te guste mi casa...
y siip supongo q puedo decir q soy del icei xD (periodismo)
saludos =)

ironiadelirium dijo...

Wooorale!!
Es curiosa la forma en la que escribes. Vas de un lugar a otro de manera fluida y con facilidad.

Respecto del cine violento, en las peliculas modernas es casi un elemento sine qua non para una buena taquilla, y entre más estupida sea la ficción, y más inverosimil la puesta en escena ( o los motivos para hacer uso de la violencia dentro de éstas) más gusta a la gente.
Somos en general hipocritas y en particular confusos.


Saludos!

clembot dijo...

mi blog volverá!

Sardinita chamuscada dijo...

Hola!muy interesante lo que has escrito.y sobretodo cierto, y triste.la violencia en la cultura..tristemente arraigada.me interesan estos temas que tratas, te encontré por sorpresa por el ciberespacio..!me pasaré!un saludo

Sardinita chamuscada dijo...

Saludos de nuevo,mil y un saludos!
pues claro que adoro el cine, soy una perdida del cine. Del que considero buen cine.
Por qué??
Porque me reflejo en él, porque me conciencia, y me enamora. Me hace soñar y sufrir. Son pequeñas aventuras irreales aparentemente, en las que meterte. Porque vivo el cine. Y si tengo que gritar gritaré, o llorar, pues lloraré encantada. Adoro el cine porque guarda tantas ideas, historias, frases que enseñas, que conciencian. Música que te duele, que te alegra, que te angustia. Es íncreible lo que puede transmitir una película. Y no solo a mi. Supongo que el cine es un elemento indispensable para mover o agitar conciencias, a grandes masas. Y A VOS? Por qué os gusta?
Mochileando? Qué bueno! Y por qué? Te dedicas a algo en especial?
Yo quiero viajar, rodar por el mundo. Dejarme caer en cualquier lado. Perderme y encontrarme.
Pero es un poco difícil…
Mis antepasados no dieron nada, lo impusieron y eso no me gusta.
Todo esto claro que hace que sea quien soy, pero no estoy contenta para nada con la historia de este país llamado…España.
No soy de Chile, pero me gustaría!
La peli me gustó mucho, me recordó a En Tierra De Nadie. Nose si la has visto.
Soy una frustrada sardina, porque aunque nado en contra de la corriente, pues me cuesta. Sobretodo cuando descubro que gente querida acaba enlatada, dejándose llevar.
Pero he ahí las aventuras.
Quiero hablar más con vos!
Un saludo, disfruta de tu viajes aventurero